Plantas epifitas en los bosques nubosos

Los bosques nubosos son parajes mágicos cubiertos de niebla. Parecen lugares antiquísimos salidos de un cuento. También presentan otros nombres, como bosques musgosos, bosques nublados, selvas nubladas, yungas (Perú) o laurisilva (en las islas del Atlántico).

Bhutan. © Global Nomad

Estos ecosistemas tropicales o subtropicales se caracterizan por un ambiente muy húmedo cubierto de rocío o niebla, generalmente en altitudes de entre 2000 y 3500 metros de altitud, unidos a fuertes vientos. La reducción de la radiación solar en estas zonas debido a la neblina evita la evapotranspiración. La niebla se condensa en las hojas, causando un incesante goteo de agua en la parte inferior del bosque, que a menudo convierte el suelo en un área turbosa y pantanosa muy rica, tirando a ácida, y recubierta de humus donde prosperan los helechos y musgos.

© Chris Chafer

Debido a la excesiva humedad en el interior de los bosques nubosos las plantas pueden vivir sin tener que buscar el agua bajo tierra, y es por esto que encontramos una gran abundancia de plantas epifitas que viven sobre otras plantas y árboles. Las raices de los árboles de estas zonas presentan raices más superficiales, cortas y pesadas que en otros bosques. Los musgos, las orquídeas, y bromelias se multiplican cubriendo todas las superficies del bosque, hasta llegar a ser incluso un 40% de la vegetación total. Se instalan sobre rocas, cubren troncos, y las de mayor tamaño aprovechan resquicios y huecos de las ramas de los árboles, donde encuentran mayor soporte, restos de vegetación acumulada y por consiguiente, una mayor humedad y nutrientes. El viento contínuo permite que a pesar de la alta humedad circule el aire y las plantas no se pudran.

Fotos tomadas durante mi visita a la reserva del bosque nuboso de Santa Elena, donde se aprecia cómo crecen las bromelias y las orquídeas cubriendo todas las superficies.

Las copas de los árboles y la niebla reducen la intensidad de luz, forzando a las plantas epifitas a prosperar en las partes más altas del bosque, donde además se libran de la presencia de animales depredadores. Además, las características únicas de estos ecosistemas hacen que sean habitat de especies animales no encontradas en ninguna otra parte del mundo, como por ejemplo el gorila de montaña de África, el oso “anteojudo” y el quetzal.

Reserva del bosque nuboso de Santa Elena, Costa Rica.

Cubren una superficie de 400.000 kilómetros cuadrados del planeta, un 2.5% menos que los bosques tropicales. Un 60% de ellos se encuentra en Asia, y no en América Latina como se creía previamente. El 15% se encuentra en África.

Por desgracia, los bosques nubosos se encuentran en peligro de extinción, amenazados por los cultivos, los incendios, la tala de árboles y la construcción de caminos, según un informe del Centro para el Control Mundial del Medio Ambiente basado en el Reino Unido publicado por la BBC. Percy Nuñez, biólogo peruano especializado en bosques nubosos afirma que pueden desaparecer en tan poco como 10 años. Apenas se está investigando para conocer estos frágiles ecosistemas, y Nuñez afirma que se desconoce hasta un 80-90% de estos bosques.

El cambio climático también supone un peligro para estos maravillosos lugares. La temperatura aumenta el doble en estas alturas con respecto a las tierras bajas. Un aumento de pocos grados puede hacer que las nubes se condensen a más altura produciendo la pérdida de numerosas especies. A su vez, la introducción de especies diferentes de flora y fauna no autóctona puede tener consecuencias fatales, como el caso de los bosques nubosos de Jamaica donde introdujeron una especie de árbol Australiano.

Wikipedia nos ayuda a encontrar los bosques nubosos del mundo:

Centro América: En la Sierra de las Minas, Guatemala, se localiza el bosque nuboso más grande y más septentrional de América Central. En algunas zonas del sureste de Honduras también hay bosques nubosos, los más grandes, junto a la frontera con Nicaragua. En Nicaragua los bosques nubosos se dan en la zona fronteriza con Honduras, y la mayoría fueron talados para cultivar café; todavía hay bosques nubosos en algunos cerros de la zona norte, también en el Volcán Mombacho, se localiza el único bosque nuboso de la costa pacífica de América Central. En Costa Rica hay bosques nubosos en la Cordillera de Tilarán, más estrictamente entre Monteverde (Reservas de Santa Elena y Monteverde) y el Volcán Arenal; también hay algunos bosques nubosos en la Cordillera de Talamanca.

América del Sur: Hay importantes bosques nubosos en Ecuador, en Colombia, Perú, Bolivia, Venezuela, y Brasil; en Argentina se ubican en el NO del país, en el P.N. Calilegua (pcias. de Salta y Jujuy).

África: Los bosques nubosos más grandes se encuentran en montañas y cerros de la Cuenca del Congo, en África Central. También hay bosques nubosos en Madagascar.

Asia: Los bosques nubosos se encuentran en montañas y cerros de Indochina, Indonesia, Malasia y en algunas zonas de China.

Existen bosques nublados en los siguientes paises: Angola, Australia, Bolivia, Brasil, Brunei, Burundi, Cambodia, Camerún, China, Colombia, Costa Rica, RD Congo, Dominica, Ecuador, El Salvador, Fiji, Filipinas, Gabón, Guatemala, Guyana, Honduras, India, Indonesia, Jamaica, Kenia, Madagascar, Malasia, México, Micronesia, Mozambique, Birmania, Nicaragua, Omán, Panamá, Papúa Nueva Guinea, Perú, Ruanda, Sri Lanka, Tanzania, Trinidad y Tobago, Venezuela y Vietnam.

Puedes obtener mapas de la situación exacta de estos bosques en las páginas de UNEP (World Conservation Monitoring Center), o en Ambiotek, donde los mapas interactivos son muy fáciles de navegar.

Vídeo de los bosques nubosos en Costa Rica

Aquí otro artículo sobre los bosques nubosos de National Geographic (en inglés)


About these ads

Etiquetas: , , ,

6 comentarios to “Plantas epifitas en los bosques nubosos”

  1. caussade Says:

    Estimado Señor :
    Muy interesada en su trabajo de orquideología, deseearía entrar en contacto con Ud.
    Somos una asociación francesa de protección de las orquídeas tropicales.

    Cordialmente

    Olga Caussade

  2. jor Says:

    hola me llamo jor y el dia 2 / 10/09 tengo un exsamen oral y entre a esta pajina para aver si encontrava algo y encontre no me gustan lo exsamenes orale pero bueno

    • tillandsias Says:

      Hola Jor,
      La verdad es que a mi tampoco me gustan los exámenes orales.
      Mirar plantas es una gran manera de procrastinar. Yo lo hago todo el tiempo ;)
      Suerte!

  3. Anónimo Says:

    aca no hay informacion de

    la que estoy buuuusscando

    essssto me pone nerviosaaaaa

    nooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    pooorqueeee meeeeeeeeee

    pasaaaaaa esstooooooo

    aaa miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

  4. Niebla y plantas epifitas en bosques nubosos y desiertos costeros « Tillandsias Aéreas Says:

    [...] Muchas orquídeas y tillandsias viven en habitats donde es muy frecuente la presencia de nubes bajas de niebla. Uno de estos ecosistemas donde habitan multitud de especies epifitas (musgos, bromelias, orquídeas, helechos, palmeras…) son los bosques nubosos, de los que ya hemos hablado con anterioridad aquí. [...]

  5. Anónimo Says:

    hola alguien me puede ayudar a buscar bosques lluviosos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 122 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: