Polinización y reproducción de tillandsias

Las tillandsias pueden reproducirse de dos maneras, mediante pequeñas plántulas llamadas hijuelos, y asexualmente mediante semillas, aunque ésta última es tarea ardua, pues las semillas crecen lentísimas (hasta ocho años hasta conseguir una planta madura).

No hay mucha información acerca de la polinización e hibridización de las tillandsias, así que la mejor manera de conseguir buenos resultados es experimentar. La polinización natural de las tillandsias y bromelias suelen realizarla los colibris o las polillas nocturnas, pero también puede realizarse de modo artificial con un pincel fino.

Cada flor de tillandsia contiene los órganos reproductores de ambos sexos, y al parecer algunas tillandsias se autopolinizan sin ayuda externa. Para la polinización artificial pueden utilizarse flores de una misma inflorescencia o planta, pero no todas las especies lo permiten, como es el caso de la tillandsia streptophylla. La polinización puede realizarse entre plantas de la misma especie o experimentando con distintas para crear nuevos híbridos.

Las flores de tillandsia permanecen abiertas muy poco tiempo, algunas un par de días, otras apenas un par de horas, así que encontrar dos flores de distintas plantas abiertas al mismo tiempo puede ser complicado. En ese caso se puede probar a recolectar el polen en un papel encerado y conservarlo en la nevera durante unas horas.

Polinización de tillandsia aeranthos

En este caso no encontraba un pincel fino y he utilizado uno más grueso. La ventaja de utilizar uno fino es que puedes adentrarte en la flor mucho más fácilmente y sin estropearla, y también acertar a depositar el polen en los pistilos de las floraciones más complicadas.

Se introduce el pincel y se rota delicadamente dentro de una flor para atrapar el polen y se repite en procedimiento en otra distinta, para depositar el polen.

Una vez fecundada la planta se formará una vaina o cápsula, que tras meses de maduración se abrirá y nos dará unas semillas muy pequeñas similares a la pelusa, perfectas para ser transportadas por el viento.

A continuación, una imagen de semillas de tillandsia y bromelia recogidas en su hábitat natural.

Aquí podéis ver ejemplos de flores de tillandsia en las cuales los órganos reproductores están a la vista y son más sencillos de manipular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: