Archive for the ‘Epifitas salvajes en su habitat’ Category

Oasis de niebla en los desiertos costeros

septiembre 24, 2010

La niebla es un fenómeno meterológico (un “meteoro”, como dice Maldonado) que consiste en nubes formadas por partículas de agua pequeñísimas en suspensión. Es en realidad una nube muy baja que toca el suelo. Cuando más juntas estén estas partículas, más espesa es la niebla. Para que el agua “flote” en el ambiente, necesita de elementos microscópicos de polvo, hollín, o humo a las que adherirse. Así el aire se satura de vapor de agua que se condensa hasta alcanzar el punto de rocío, al que se llega cuando el aire se satura (humedad relativa igual al 100%). Si la temperatura es próxima a los 0º, el rocío se convertirá en escarcha.

Muchas orquídeas y tillandsias viven en habitats donde es muy frecuente la presencia de nubes bajas de niebla. Uno de estos ecosistemas donde habitan multitud de especies epifitas (musgos, bromelias, orquídeas, helechos, palmeras…) son los bosques nubosos de los que ya hemos hablado con anterioridad aquí. Son ecosistemas tropicales o subtropicales caracterizados por un ambiente muy húmedo cubierto de rocío o niebla, generalmente en altitudes de entre 2000 y 3500 metros de altitud, unidos a fuertes vientos.

Por extraño que parezca, otro ecosistema donde proliferan epifitas como tillandsias son algunos desiertos costeros, como los de Perú, y Chile (por ejemplo, en el desierto de Atacama, el más árido de todo el planeta).

Un ejemplo espectacular éste ecosistema es la zona de Atiquipa en Perú, un desierto que durante los meses entre julio y noviembre se convierte en un mágico Oasis de niebla cubierto de vegetación. Ésto es posible gracias a las grandes corrientes de aire del Anticiclón del Pacífico que sopla aire seco hacia la región y la corriente de Humbolt, que enfría el aire en el océano y forma la niebla. En Atiquipa, los cerros frenan la niebla, capturando la humedad para su fauna y flora.

Los siguientes dos vídeos de Travesía Norte explican a la perfección el fenómeno de los oasis de niebla de Alto Patache.

En las regiones costeras del trópico y subtrópico por donde circulan corrientes marítimas frías, como la de Humboldt a lo largo de la costa chilena-peruana, y la de California a lo largo de Baja California, procesos físicos simples generan áreas extremadamente áridas– ¡las más secas del planeta terráqueo!

Las masas de aire cálidas y húmedas que se dirigen al continente se condensan a causa del intenso enfriamiento (anomalía térmica negativa de 12° C como máximo delante del norte de Chile y Perú) al rozar la corriente marina fría originando así la formación permanente de niebla y nubes. La humedad jamás alcanza las masas terrestres en forma de lluvia pero sí como garúa, el apodo suramericano para la niebla. (Espacios Naturales de Latinoamérica)

Tillandsial de Patache, fotografías de Eco-antropología. Podéis observar los atrapadores de niebla. Por cierto, en Valencia también ha surgido una iniciativa para atrapar la niebla existente en Ayora (que no es mucha), para repoblar zonas quemadas por incendios y evitar la desertización. Lo llaman atrapanieblas o cazadores de niebla. Con un poco de suerte, en breve conseguimos un tillandsial autóctono valenciano.

Algunas tillandsias sobreviven condiciones de sequía extremas y sol directo cuando la humedad ambiental es alta, como en el caso de la niebla. Así es como se hidratan y almacenan la humedad y nutrientes a través de sus tricomas, que les permiten aguantar durante el resto del día. Como la niebla es húmeda pero no moja, nunca hay riesgo de pudredumbre. A pesar de ello, las condiciones idóneas para ellas no son las extremas desérticas, pues muchas en su habitat se ven deshidratadas, aguantando la solana como pueden. Así pues, en nuestros pequeños habitats urbanos de la península debemos proporcionar la humedad adecuadas si queremos tenerlas a pleno sol y que se vean bonitas (o bien a través de pulverizaciones de niebla artificial o directamente con agua, si el ambiente es muy seco)

Dos fotografías del Institut Für Chemie und Dynamik Der Geosphäre del parque nacional chileno Cerro la Campana. En la primera, tillandsias purpúrea. En la segunda, varias bromeliaceas y cactus.

Las lomas de Lachay, abajo, también son otro oasis de neblina en Perú. (Imagen vista en Gabito Grupos)

Aquí podéis ver otras bromeliaceas en las lomas de los desiertos costeros de Chile y Peru, por Sacha.

Anuncios

Orquídeas ibéricas

julio 27, 2010

Arriba, Platanthera Bifolia

Hasta ahora nunca había avistado orquídeas en su habitat natural en España, hasta una reciente excursión a los prepirineos catalanes, más concretamente cerca de Ripoll. Cual fue mi sorpresa cuando de pronto las ví por todas partes. Hasta 4 ó 5 tipos distintos de orquídeas terrestres tales como Dactylorhiza fuchsii y Dactylorhiza maculata (llamada así por sus hojas manchadas), platanthera bifolia y chlorantha, orchis lactea… a la orilla de un río, bajo el sol, bajo la sombra, al pie de un camino… centenares de ellas. Algunas se encontraban enterradas en musgos, pero otras en suelos calcáreos bien prietos. El sistema radicular de algunas de ellas está formado por bulbos blancos, tal y como apreciamos en la ilustración superior.

Ophrys apifera

Mi excursión habría tenido mayor éxito si hubiera contado con información para identificar las especies que iba encontrando a mi paso. A partir de ahora, iremos más preparados. De la mano de Sergio Álvarez Diaz tenemos una aplicación para el Iphone específica de orquídeas ibéricas, para que los excursionistas aventajados como nosotros podamos identificar cada especie y aprender más sobre ella en su propio habitat natural. Descárgatela ya por 2,39€.

Para aquellos interesados en ver más imágenes de orquídeas salvajes de la península identificadas, y localizar las zonas donde pueden encontrarse os dejo este fantástico link de orquídeas ibéricas, y este otro más reciente y unas imágenes sacadas por diversas personas del hilo del foro (Tomcat, Juanjo, etc).

Limodorum abortivum. Torrelaguna (Madrid)

Ophrys scolopax. Almaraz (Cáceres)

Orchis papilionacea. Grazalema

Serapias lingua

Serapias lingua

Descárgate el PDF de Novedades corológicas y taxonómicas sobre orquídeas ibéricas escrito por Pablo Galán Cela, Rebeca Sordo Ansorena y Roberto Gamarra Gamarra, y el catálogo completo de orquídeas ibéricas y baleares, de Roberto Gamarra y Pablo Galán Cela.

¿Conoces zonas donde abundan las orquídeas en la península? ¡Cuéntanos!

Jardín botánico del Monte Kinabalu (Borneo)

febrero 28, 2010

En la isla de Borneo, Malasia, se encuentran algunas de las más raras orquídeas del mundo, muchas de ellas endémicas de la zona y en peligro de extinción, debido a la salvaje desforestación, los incendios o el comercio ilegal de orquídeas. Se dice que deben haber de 2500 a 3000 especies distintas.

Tras hacer un repaso a la flora encontrada durante nuestra la ascensión al Monte Kinabalu, aquí os dejo con unas pocas de las miles especies del botánico del Parque Kinabalu, situado al noreste de Borneo y creado en 1981. Un botánico situado a los pies de la montaña, enmarañado y goteante, con senderos sumergidos en la niebla, donde las epifitas campan a sus anchas. Ciertamente, uno de los jardines más auténticos y vibrantes que he visitado. Recorrerlo bajo la lluvia nos permitió disfrutarlo totalmente solos. Un verdadero placer.

Dendrobium moquetteanum, se encuentra fácilmente en bosques de Borneo, entre los 400 y 1400 m de altitud.

Orquidiario con protección solar.

Lockhartia

Una paphio rothchildianum, orquídea terrestre que sólo crece en el Monte Kinabalu. Muy difícil de encontrar en estado salvaje. Nosotros sólo pudimos verlas en el jardín botánico.

Coelogyne

Dendrochillum

Acriopsis lilifolia

Bulbophyllum

Dendrobium

Fantástica planta: una nepenthes burbidgeae endémica del monte Kinabalú, que pudimos encontrar fácilmente durante la ascensión.

Parque Nacional de Kinabalu, Borneo (Malasia)

enero 19, 2010

El Parque National de Kinabalu se encuentra en Sabah, una región en el noreste de la isla de Borneo (Malasia). Ocupa una extensión de 754 km2 y con 4090 metros de altitud es la montaña más alta de Borneo, y una de las áreas biológicas más ricas del planeta (se han registrado alrededor de 700 especies de orquídeas diferentes). Una gran parte de la flora de esta montaña es endémica de Kinabalu y no se encuentra en ningún otro lugar del mundo.

Clima

El parque está dividido en diversas zonas climáticas, que varían a medida que uno asciende la montaña: tierras bajas tropicales, selvas lluviosas, selva tropical de montaña, selva subalpina, y vegetación baja en las cotas más altas.

La montaña se despierta despejada, a media mañana se cubre de nubes, a principios de la tarde el cielo la oscurece y por la tarde comienzan las lluvias. Recibe una precipitación anual de unos 400 cm en la base del parque (a 1560 m de altitud) y temperaturas de unos 20º, mientras que en la cima la temperatura media desciende a 2-10º y la precipitación asciende a 450 cm anuales (nosotros la pudimos sufrir bien).

Ascensión

Sabiendo que aquí encontraríamos bosque nuboso y multitud de epifitas decidimos realizar la ascensión a la montaña (mes de Agosto). La primera parte hasta el refugio de Laban Rata (3262 m) la realizamos en unas 5.30 horas (parando a hacer fotos y mirar la flora). En esta zona se encuentran casi todas las orquídeas. Debes estar preparado para ascender bajo lluvia intensa.

Vista de la cima desde el refugio de Laban Rata.

La ascensión a la cima a la mañana siguiente se realiza totalmente a oscuras (la salida es a las 3 de la mañana y se lleva un frontal para iluminar por donde caminas). Debido a la falta de oxígeno y las condiciones climáticas la roca a esta altura está prácticamente desnuda. Tras disfrutar de un espectacular amanecer se puede comenzar el descenso, que comprende unas 5 ó 6 horas, contando el descanso y desayuno en el refugio de Laban Rata.

Si os gustan los retos, os recomiendo éste muchísimo. La montaña no es técnicamente difícil, aunque es bastante durilla. No recomiendo contratar una agencia para visitar la zona, pues son bastante timo, sino contactar directamente con la empresa que gestiona el parque (con mucha antelación si deseáis subir a la cima).

Jarro de planta carnívora Nepenthes Villosa

Orquídea bulbophyllum de pseudobulbos naranjas y una sola hoja

Coelogyne radioferens

Coelogyne radioferens

La niebla cubre el bosque durante gran parte del día

Orquídea Dendrochilum (D. bicallosum?)

De las estimadas 263 especies de Dendrochilum, 81 son de Borneo. El monte Kinabalu es el emplazamiento más rico en Dendrochilum de todo Borneo en donde han sido descritas 32 especies, las que representan el 39.5% del total de todas las de Borneo. Doce especies y dos variedades de éstas son endémicas de esta montaña. (Wikipedia)

Eria?

Calanthe sp.

Los guías no sabían que la mayoría de las plantas que fotografiábamos eran orquídeas, pero si se le enseña cuáles son, están tan acostumbrados a la zona que las encuentran todas. ¡Gracias Mohaimin!

En la base del parque hay un jardín botánico impresionante. Prometo un post sobre éste en breve.

Un link con más información sobre la flora del monte Kinabalu.

Me gustaría tener identificadas estas orquídeas, si tenéis más información agradecería me ayudárais a completar el post. Gracias.

Plantas epifitas en los bosques nubosos

mayo 17, 2009

Los bosques nubosos son parajes mágicos cubiertos de niebla. Parecen lugares antiquísimos salidos de un cuento. También presentan otros nombres, como bosques musgosos, bosques nublados, selvas nubladas, yungas (Perú) o laurisilva (en las islas del Atlántico).

Bhutan. © Global Nomad

Estos ecosistemas tropicales o subtropicales se caracterizan por un ambiente muy húmedo cubierto de rocío o niebla, generalmente en altitudes de entre 2000 y 3500 metros de altitud, unidos a fuertes vientos. La reducción de la radiación solar en estas zonas debido a la neblina evita la evapotranspiración. La niebla se condensa en las hojas, causando un incesante goteo de agua en la parte inferior del bosque, que a menudo convierte el suelo en un área turbosa y pantanosa muy rica, tirando a ácida, y recubierta de humus donde prosperan los helechos y musgos.

© Chris Chafer

Debido a la excesiva humedad en el interior de los bosques nubosos las plantas pueden vivir sin tener que buscar el agua bajo tierra, y es por esto que encontramos una gran abundancia de plantas epifitas que viven sobre otras plantas y árboles. Las raices de los árboles de estas zonas presentan raices más superficiales, cortas y pesadas que en otros bosques. Los musgos, las orquídeas, y bromelias se multiplican cubriendo todas las superficies del bosque, hasta llegar a ser incluso un 40% de la vegetación total. Se instalan sobre rocas, cubren troncos, y las de mayor tamaño aprovechan resquicios y huecos de las ramas de los árboles, donde encuentran mayor soporte, restos de vegetación acumulada y por consiguiente, una mayor humedad y nutrientes. El viento contínuo permite que a pesar de la alta humedad circule el aire y las plantas no se pudran.

Fotos tomadas durante mi visita a la reserva del bosque nuboso de Santa Elena, donde se aprecia cómo crecen las bromelias y las orquídeas cubriendo todas las superficies.

Las copas de los árboles y la niebla reducen la intensidad de luz, forzando a las plantas epifitas a prosperar en las partes más altas del bosque, donde además se libran de la presencia de animales depredadores. Además, las características únicas de estos ecosistemas hacen que sean habitat de especies animales no encontradas en ninguna otra parte del mundo, como por ejemplo el gorila de montaña de África, el oso “anteojudo” y el quetzal.

Reserva del bosque nuboso de Santa Elena, Costa Rica.

Cubren una superficie de 400.000 kilómetros cuadrados del planeta, un 2.5% menos que los bosques tropicales. Un 60% de ellos se encuentra en Asia, y no en América Latina como se creía previamente. El 15% se encuentra en África.

Por desgracia, los bosques nubosos se encuentran en peligro de extinción, amenazados por los cultivos, los incendios, la tala de árboles y la construcción de caminos, según un informe del Centro para el Control Mundial del Medio Ambiente basado en el Reino Unido publicado por la BBC. Percy Nuñez, biólogo peruano especializado en bosques nubosos afirma que pueden desaparecer en tan poco como 10 años. Apenas se está investigando para conocer estos frágiles ecosistemas, y Nuñez afirma que se desconoce hasta un 80-90% de estos bosques.

El cambio climático también supone un peligro para estos maravillosos lugares. La temperatura aumenta el doble en estas alturas con respecto a las tierras bajas. Un aumento de pocos grados puede hacer que las nubes se condensen a más altura produciendo la pérdida de numerosas especies. A su vez, la introducción de especies diferentes de flora y fauna no autóctona puede tener consecuencias fatales, como el caso de los bosques nubosos de Jamaica donde introdujeron una especie de árbol Australiano.

Wikipedia nos ayuda a encontrar los bosques nubosos del mundo:

Centro América: En la Sierra de las Minas, Guatemala, se localiza el bosque nuboso más grande y más septentrional de América Central. En algunas zonas del sureste de Honduras también hay bosques nubosos, los más grandes, junto a la frontera con Nicaragua. En Nicaragua los bosques nubosos se dan en la zona fronteriza con Honduras, y la mayoría fueron talados para cultivar café; todavía hay bosques nubosos en algunos cerros de la zona norte, también en el Volcán Mombacho, se localiza el único bosque nuboso de la costa pacífica de América Central. En Costa Rica hay bosques nubosos en la Cordillera de Tilarán, más estrictamente entre Monteverde (Reservas de Santa Elena y Monteverde) y el Volcán Arenal; también hay algunos bosques nubosos en la Cordillera de Talamanca.

América del Sur: Hay importantes bosques nubosos en Ecuador, en Colombia, Perú, Bolivia, Venezuela, y Brasil; en Argentina se ubican en el NO del país, en el P.N. Calilegua (pcias. de Salta y Jujuy).

África: Los bosques nubosos más grandes se encuentran en montañas y cerros de la Cuenca del Congo, en África Central. También hay bosques nubosos en Madagascar.

Asia: Los bosques nubosos se encuentran en montañas y cerros de Indochina, Indonesia, Malasia y en algunas zonas de China.

Existen bosques nublados en los siguientes paises: Angola, Australia, Bolivia, Brasil, Brunei, Burundi, Cambodia, Camerún, China, Colombia, Costa Rica, RD Congo, Dominica, Ecuador, El Salvador, Fiji, Filipinas, Gabón, Guatemala, Guyana, Honduras, India, Indonesia, Jamaica, Kenia, Madagascar, Malasia, México, Micronesia, Mozambique, Birmania, Nicaragua, Omán, Panamá, Papúa Nueva Guinea, Perú, Ruanda, Sri Lanka, Tanzania, Trinidad y Tobago, Venezuela y Vietnam.

Puedes obtener mapas de la situación exacta de estos bosques en las páginas de UNEP (World Conservation Monitoring Center), o en Ambiotek, donde los mapas interactivos son muy fáciles de navegar.

Vídeo de los bosques nubosos en Costa Rica

Aquí otro artículo sobre los bosques nubosos de National Geographic (en inglés)


Tillandsias anceps y cyanea

junio 2, 2008

tillandsia anceps

Tillandsia anceps en Tortuguero, Costa Rica. Tortuguero es un bosque trópical muy húmedo, con una temperatura promedio anual de 26ºC y una precipitación anual que oscila entre 4.500 y 6.000 mm. La tillandsia anceps es muy similar a la tillandsia cyanea. Tiene hojas triangulares verdes que tienden a morado, la bráctea es de color verde claro a rosado pálido y los pétalos de las flores son blanco o lila claro.

tillandsia cyanea

La tillandsia cyanea en cambio tiene hojas verde oscuro, una bráctea rosa intenso y unas flores de pétalos morados. (Foto de Gardenwebs)

Otras tillandsias con la bráctea en forma de pala son lindenii, pretiosa y umbellata.

Aechmea

mayo 20, 2008

Muy similar a aechmea nudicaulis.

Parque Nacional de Tortuguero, Costa Rica

Tillandsias brachycaulos en Tilarán

mayo 14, 2008

tillandsia brachycaulos

tillandsia brachycaulos

tillandsia brachycaulos

Tilarán, Costa Rica

Tillandsia brachycaulos en su habitat

mayo 13, 2008

tillandsia brachycaulos

Tillandsia encontrada al sur de Monteverde, Costa Rica